Entradas

Terapia Corporal Integrativa

A finales de los 90, Hermes, Instituto SAT de Vitoria, en colaboración con L´ Spai de Gestalt de Barcelona y Baraka, Instituto de Psicología Integral de San Sebastián crearon una formación en la que se integran diversas corrientes terapéuticas en las que predomina el trabajo corporal.

 

Esta integración está inspirada y nutrida por varias fuentes:

-El contacto, la enseñanza y la presencia de Claudio Naranjo, testigo y transmisor vivo del legado de Fritz Pearls, padre de la Gestalt;
-El interés por las terapias que incluyen lo creativo: el teatro, la danza, la música y las dinámicas expresivas.
-El abordaje de la dimensión corporal integrando su experiencia con el masaje, la bioenergética, el análisis corporal, las técnicas respiratorias y diversas técnicas de expresión y conciencia corporal.
-La integración de otras escuelas: análisis transaccional, psicoanálisis, Gestalt y Psicología Humanista.
-Meditación y  prácticas de atención.

El proceso terapéutico (teoría, práctica y didáctica) es marcadamente vivencial y está íntimamente ligado a la concepción del ser humano como un ser tricerebrado, con un Centro Intelectual, un Centro Emocional, y un Centro Instintivo-motor.

El terapeuta de TCI aprende primero a mirarse a sí mismo para luego poder ver a los demás y al mundo. Las herramientas que emplea (la didáctica) actúan sobre lo cognitivo, lo emocional, lo corporal y lo energético.

El proceso de la formación terapéutico está claramente estructurado y en él se atienden los temas centrales del proceso evolutivo de la persona: el carácter, las emociones, las dinámicas psicológicas-emocionales-corporales, los personajes internos, los guiones de vida, las relaciones, los vínculos con la vida, la sexualidad, la muerte…

Los alumnos de nuestra escuela son personas interesadas en su proceso personal y/o profesional, por tanto dirigido a psicólogos, terapeutas, médicos, profesores u otras profesiones dedicadas a la relación de ayuda. Y en general a cuantas personas estén interesadas en su desarrollo personal.

¿Qué es lo que nos distingue?

Una de las aportaciones diferenciadoras de este trabajo es la concepción del mismo como proceso. La estructura del curso se desarrolla en torno a una sucesión de temas centrales en el proceso evolutivo de la persona y la terapia.

Existen una serie de temas transversales, recursos técnicos y prácticas que se irán desplegando de manera progresiva a lo largo del curso, bien relacionadas con el tema del fin de semana o independientemente de ellos.

o    Técnicas de movimiento, expresión y conciencia corporal.
o    Masaje de desbloqueo.
o    Técnicas respiratorias.
o    Análisis corporal.
o    Técnicas y habilidades terapéuticas.
o    Ejercicios de bioenergía
o    Dinámicas de grupo y relaciones interpersonales.
o    Técnicas de terapia integrativa.

Partimos de una visión integradora de teorías y prácticas lo que facilita, junto al referente común de que cada participante haga su proceso personal, la aplicación del trabajo en diversas disciplinas.

Nuestros alumnos proceden de diversos colectivos y son sus valoraciones las que fundamentalmente explican nuestra aportación. Si bien cada persona aún perteneciendo a un colectivo puede acumular diversas experiencias vitales y de autoconocimiento recogemos aquí cuáles serían los aspectos que con respecto a su campo o formación básica han destacado al finalizar la formación:

-Educadores: Toma de consciencia de la responsabilidad del educador en el proceso educativo. Experimentación de una mayor capacidad de recursos y de empatía con el educando.
-Terapeutas corporales: Integración del conocimiento adquirido con el proceso terapéutico de la persona.
-Terapeutas humanistas: Vivencia de proceso personal, actitud terapéutica básica, sensación de cohesión, adquisición de más elementos a nivel didáctico. Mayor comprensión y capacidad de manipulación de los procesos corporales.
-Psicólogos: Profundidad del proceso personal. Adquisición de recursos a nivel corporal. Conocimiento y aplicación de las etapas del proceso terapéutico.
-Artes escénicas: valoración de la expresión como campo de conciencia, recuperación de la actitud creativa básica,
-Meditación: Integración con el proceso personal de la persona.
-Profesionales de la salud: profundizar en el conocimiento de la psique humana y de su conexión directa con la biología acercándonos a una comprensión mayor de la dinámica psicosomática.

De forma general las aportaciones que hacemos a otras formaciones o experiencias de conocimiento son: La concepción de un esquema de proceso, la utilización del cuerpo como un elemento integrador, el trabajo en la dinámica grupal. La perspectiva integradora aporta un nuevo contexto al trabajo terapéutico, así como una nueva dimensión a las prácticas y  técnicas de trabajo con el cuerpo.

Elastic Tits

La terapia corporal integrativa en la Facultad de Psicología de Sevilla

La terapia corporal integrativa en la Facultad de Psicología de Sevilla es una propuesta en la que se aunan la invitación al proceso personal así como la adquisición, experimentación y comprensión de técnicas y abordajes.

Este tipo de terapia busca sino la vivencia del cuerpo como referente último de aprehensión de la realidad personal, el autoconocimiento y el contacto con lo que de más genuino cada ser humano atesoramos generalmente oculto en espasticidades musculares, una respiración superficial y la vivencia del cuerpo como algo ajeno. No obstante, y a pesar de que ése y no otro fue el modo de presentar al alumnado la asignatura en la guía de estudios, el desplazar los pupitres arrinconándolos en las paredes, extender las colchonetas en el suelo, descalzarse y dejarse caer sobre cojines casi a ras de una superficie sobre la que en líneas generales no habían reparado, fue toda una experiencia el primer día de clase tanto para los que por primera vez acometían acciones semejantes como para el que dirigía la experiencia.

Como alumnos de psicología, la mayoría de ellos en cuarto y quinto curso y con edades comprendidas entre los veinte y veinticuatro años, no habían experienciado en ocasión alguna el compartir sus propias vivencias y conflictos emocionales.

Es bien sabido en el ámbito de la psicología humanista que gran parte de los bloqueos emocionales que nos encadenan al sufrimiento tienen su procedencia en los pactos de silencio que la familia de origen o el ámbito más cercano al niño le imponen. Estos se perpetúan a lo largo del tiempo y privan al sujeto de una vida plena.

A medida que compartíamos nuestras cuestiones más íntimas, comenzando por el profesor, un algo inconcreto, quizá jamás asible desde la aséptica investigación científica, comenzó a tomar forma en el aula. Tal vez por ello, algunos de los alumnos que hablaron al final no únicamente hablaban de ésa como de la primera experiencia que al respecto habían tenido sino que afirmaban también sentir que era algo valioso para ellos, tanto el compartirse como el descubrir que ese infierno que habitaban, el infierno de la separación y la falta de contacto con el exterior y con el sí mismo, de la soledad, del sufrimiento sin sentido, en realidad era un lugar ahíto de personas en un mismo camino que anhelaban exactamente lo mismo: la paz, la reconciliación, seguramente y aunque sin saberlo el sentimiento real de pertenencia y unidad.

Tan sólo por ese primer día había merecido la pena todo el esfuerzo y toda la dedicación a la asignatura. En días sucesivos, a todos se nos hizo evidente que la psicología y el cuerpo así como la propia persona y su cuerpo eran dos desconocidos, íntimos más dos desconocidos. La mecanicidad del hábito, la falsa personalidad, van perdiendo lentamente su poder a medida que nos aproximamos al goce real del cuerpo y el sentir se erige en nosotros como ese gran maestro que es, un modo de comprehender la realidad más allá del confinamiento de lo que creemos que somos y no somos y, por ende, más allá de la esclavitud de la razón.

Elastic Tits