Entradas

Depresión posparto

Muchas mujeres pueden sufrir cambios de humor tras el nacimiento de su bebe. Pueden notarse tristes, con deseos de llorar, inseguras, desanimadas, con falta de apetito y con dificultades para dormir. Este cuadro se considera una situación totalmente normal y suele desaparecer en pocos días después del parto

Sin embargo, en una de cada diez mujeres estos síntomas no desaparecen, sino todo lo contrario, empeoran hasta convertirse en la llamada DEPRESION POSTPARTO que de no tratarse de manera adecuada puede prolongarse durante años.

 

Causas y factores de riesgo

En la mayoría de las ocasiones la depresión postparto parece no tener sentido: » todo estaba bien, hijo deseado, parto estupendo, la pareja le apoyó en todo momento… y sin embargo, se siente triste, no disfruta, piensa que quizás se equivoco y que no es buena madre etc.… Esto no ocurre porque si, puede deberse a diferentes causas:

  • La primera causa son las alteraciones hormonales, ya que durante las primeras 24 ó 48 horas posteriores al parto los niveles de estrógenos y progesterona descienden y pueden causar tristeza, irritabilidad, ansiedad, llanto fácil…
  • La falta del sueño
  • Miedo a no sentirse capaz de ser una buena madre
  • Cambios a nivel del las relaciones en el trabajo, con los amigos
  • No tener pareja
  • Un embarazo no deseado
  • Los cambios en la figura de la madre tras el embarazo y el parto
  • Los problemas económicos…

Síntomas

Los síntomas de depresión posparto son muy parecidos a los de una depresión sufrida en cualquier otro momento de la vida y son:

  • La tristeza es el síntoma más  frecuente
  • Falta de ánimo
  • Ansiedad e irritabilidad
  • Llorar con frecuencia
  • Buscar la soledad
  • Agotamiento, cansancio
  • Sentirse desbordada
  • Pérdida de interés  por las cosas que antes le gustaba hacer
  • Desmotivada y sin interés por el bebe
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida o aumento de peso inexplicable
  • Deseos de dormir todo el día y dificultad para hacerlo
  • Menos energía y motivación para hacer cosas

En estos momentos, y sobre todo si se trata del primer hijo es importante contar con la pareja, explicarle que le está ocurriendo a la recién estrenada mama y de qué manera puede ayudarla para que supere esta depresión lo antes posible.

 

Diagnóstico

No existe una prueba exclusiva para diagnosticar la depresión posparto. El historial clínico, en muchas ocasiones, es suficiente, en otras es necesario recurrir a analíticas especificas para hacer el diagnostico diferencial con enfermedades como el hipotiroidismo que nos puede confundir por los síntomas.

 

Tratamiento

Si la depresión postparto no desaparece en un par de semanas es conveniente prescribir medicamentos que deberían ir acompañados de psicoterapia.

Si los medicamentos utilizados son los homeopáticos podemos hacer un tratamiento preventivo ya que nos permite conocer la personalidad de la paciente y poder tomar medidas si esa mujer tiene una personalidad que tiene tendencia hacia la depresión. Son muchos los medicamentos que podemos utilizar en homeopatía, siempre será un tratamiento personalizado pero los que con mayor frecuencia pueden presentar depresión postparto son: Sepia, Kalium Carbonicum, Bryonia, Calcárea carbónica, entre otros. La homeopatía puede, en pocos días mejorar los síntomas y tras semanas o meses la recuperación es definitiva. Siempre es recomendable varios meses de tratamiento para armonizar y estabilizar emocionalmente a la mujer.

Mientras la homeopatía hace su trabajo es recomendable acompañarlo de sesiones de psicoterapia para trabajar las crisis de ansiedad, la autoestima baja, los miedos…los resultados que se consiguen son muy satisfactorios en prácticamente la totalidad de los casos
También podemos detectar mediante kinesiología las emociones que de alguna manera se han quedado atrapadas en la persona y que favorecen la aparición de síntomas. El tratamiento de las emociones se hace siempre después del parto, no durante el embarazo.

Por último de recomendamos a la madre que mantenga una serie de hábitos sanos como:

  •  Aprovechar a descansar siempre que el bebe se lo permita
  •  Alimentación a base de cereales como el arroz integral, verduras, frutas, pescado, semillas (sobre todo de sésamo) entre otros.
  •  El bebe no debería ser un impedimento para que la pareja pueda disfrutar de un poco de intimidad. Tener una persona que se encargue del bebe unas horas o un día a la semana, sería recomendable
  •  La nueva madre necesita disponer de unos minutos para ella misma, sin tener que hacerse cargo del bebe. Para ello se necesita la colaboración de la pareja, familia etc.

Todo ello ayudara a una recuperación la estabilidad física y emocional de la mujer.
Elastic Tits

La depresión

La psiquiatría la describe como trastorno del estado de ánimo y su síntoma habitual es un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente.

Los síntomas asociados son: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida. Suele haber una pérdida de interés e incapacidad para disfrutar las actividades lúdicas habituales, así como una vivencia poco motivadora y más lenta del transcurso del tiempo. Influyen factores genéticos, biológicos y psicosociales. Hay depresiones que se manifiestan sólo durante los meses de otoño e invierno.

Hay evidencias de alteraciones en los neurotransmisores, citoquinas y hormonas que parecen modular o influir de forma importante sobre la aparición y el curso de la enfermedad. La serotonina, dopamina y noradrenalina son algunas de las sustancias relacionadas y sobre las que actúan los fármacos antidepresivos más usados.

Otra forma de tratar la depresión es mediante diversas formas de psicoterapia, que ayudan a los pacientes a analizar sus problemas y a resolverlos, a través de un intercambio verbal con el terapeuta. Si se usa una terapia conductualel trastorno depresivo se expresaría como resultado de la pugna entre los mecanismos de defensa del paciente y sus impulsos. Si se usa una terapia cognitiva la causa de la depresión se produciría por una alteración en la forma de pensar, que a su vez afecta a la forma de sentir y de comportarse.

 

Medicina tradicional china

Si usamos la visión china basada en el concepto del flujo de la energía (Chi), describirán como causas de depresión las siguientes:

Estancamiento del Chi del Hígado (La más frecuente de todas).

Fuego del Hígado derivado del estancamiento del Chi del Hígado.

Desarmonía entre el Corazón y los Riñones.

Deficiencia del Corazón y del Bazo.

Deficiencia de la sangre.

Calor en el Estomago.

Frustración, ira acumulada, molestias durante mucho tiempo, repentino impacto psíquico.

Los cinco elementos de la MTC están interrelacionados entre sí, trabajar sobre cada uno de ellos ayuda a descubrir donde tenemos determinados bloqueos energéticos que nos pueden producir depresión.

Si hay alguna emoción de fondo no resuelta (represiones) de manera constante se consumirá energía, en este caso de corazón-hígado-pulmón, y si dura mucho en el tiempo se verá afectado el riñón (nuestra reserva energética primaria) y al final se producirá un proceso en cadena en el que no hay energía suficiente para los procesos vitales asociados a cualquier órgano.

Un fuerte shock emocional afectará también a nuestra energía de corazón. La tristeza está relacionada con las energías de corazón, pulmón e intestino grueso.

El hígado se encarga de distribuir la energía a todas las partes del cuerpo, principalmente a media noche. Si la energía del hígado no está disponible no podrá distribuir la poca que hay al resto del cuerpo, es muy usual despertarse a media noche si esto ocurre.

Una baja energía en estómago-bazo provoca baja nutrición en todos los órganos, y un mal funcionamiento general de todo el organismo, asociado también a un estado depresivo.

La forma de actuar sería principalmente mediante el uso de la acupuntura (agujas), moxibustión (calor profundo), hierbas y masaje.

Las cicatrices provocadas por cirugía, sobre todo en el abdomen como las cesáreas, cortan el paso de ciertos meridianos y pueden provocar que el flujo energético se vea reducido provocando situaciones muy diversas y agudas de depresión post-parto, ansiedad, insomnio, etc. La moxibustión está muy indicada en estos casos para volver a “soldar” dichos pasos y reestablecer el flujo de Chi, algo muy parecido a si cortásemos una fibra óptica, en la que necesitamos volver a fundirla para que el flujo de luz vuelva a pasar totalmente a través de ella.

 

Otra visión

La depresión se la puede considerar también como un proceso natural que usamos para sanarnos, para tomar contacto con nuestro “dolor interno”, hacerlo aflorar, vivirlo y disolverlo, y lo haremos mediante nuestras lágrimas. De igual manera que cuando hacemos un ayuno, nuestras fuerzas se centran en depurar el cuerpo de toxinas, así cuando estamos en un proceso profundo de sanación de dicho dolor también nuestras energías desaparecen del exterior y se centran en vivirlo. Como todo ciclo natural debería tener un inicio, un desarrollo y un fin. Pero en dicho proceso podemos usar nuestras energías para resistirnos a vivirlo impidiendo su finalización y manteniendo dicho dolor oculto. El contacto con dicho dolor lo podemos provocar con algún tipo de terapia, alguna técnica de meditación, estando poco activo, etc. O al final de nuestros días cuando nuestras fuerzas empiezan a flaquear y los mecanismos energéticos que usamos para contenerlo dejan de funcionar, entonces vuelve a aflorar dicho dolor, que siempre está llamando a la puerta, entonces tenemos otra nueva oportunidad de poderlo enfrentar, o por el contrario de anestesiarnos tomando calmantes o evadiéndonos delante del televisor. Muchos empiezan a derramar sus primeras lágrimas a dicha edad, cuando las enfermedades aprietan y nos encontramos desarmados y vulnerables.

 

¿Qué hacer?

-Permitirte vivir tus emociones, expresándolo a través del cuerpo,  la voz, y dando después un espacio para integrarlo.

-Ser coherente con lo que se siente, se piensa, se habla y actúa.

-Atreverse a ser uno mismo, dejar de actuar en función de lo que piensen o digan los   otros.

-Marcar tus límites y hacerlos respetar.

– Enfocarse en el disfrute de las cosas, más que en hacerlas correctamente.

-Satisfacer tus necesidades reales y sentirse merecedor.

-Dar y recibir masajes o caricias. Descansar lo suficiente.

-Un factor muy importante es realizar una cierta actividad física de tipo aeróbico de manera regular acompañado de estiramientos y movimiento articular.

 

Shiatsu

Una técnica que se puede usar para tratar la depresión es el masaje shiatsu. Mediante el diagnóstico energético, que se hace antes de cada sesión, obtenemos información de qué meridianos hay que equilibrar y trabajar sobre ellos. Estas energías son reflejo de determinadas funciones en cualquiera de los planos (físico, emocional, mental), se desequilibran cuando usamos un mecanismo de defensa o protección de manera constante. Cuando equilibramos estás energías mediante el masaje, empezamos a sentir cosas diferentes, a tomar conciencia de cómo usamos dichos mecanismos y así poder comparar para decidir usarlos o no, adaptándonos de manera más apropiada a cada situación y aprendiendo sobre ellas y sobre nosotros mismos. Al desactivar dichos bloqueos, que son reflejos de nuestras resistencias, sentiremos que tenemos objetivamente más energía y vitalidad.

Se necesita realizar un tratamiento regular para ir explorando los diversos mecanismos que usamos y que pueden producir un despilfarro energético innecesario.

 

Meditación

Muchas veces perdemos energías al evitar a toda costa conectar con nuestro ser interno, entonces estamos siempre activos y volcados en el exterior, no sabemos o no queremos estar simplemente en silencio. Tener siempre algo que hacer nos puede agotar y provocar un estado depresivo.

Si estamos desconectados de nuestro mundo interior y de los objetivos que tenemos en la vida nos va a producir frustración, reconocida o no, también hacer o decir cosas distintas de las que sentimos o pensamos.

Meditar nos va a ayudar a tomar conciencia, a discernir entre lo importante y lo accesorio y saber a donde enfocarnos.

Una de las técnicas útiles y directas para trabajar el plano emocional son las Meditaciones Activas Osho®. Estas nos permiten conectar muy fácilmente con lo que necesitamos expresar, dándole una vía de salida en la fase activa. Después en la fase de quietud creando el espacio suficiente para poder integrar y observar lo que se ha movido. Cuando uno expresa lo que necesita automáticamente se relaja. Nos permiten identificar cada estado propio, con lo cual empezamos a aprender, pero no de una manera meramente intelectual sino global y basado en nuestra propia experiencia. Todo este proceso hace que obtengamos dominio sobre nuestra vida y veamos con claridad nuestra realidad.

 

Conclusión

Si consideramos esta vida como un aprendizaje podemos seguir dos caminos: la vía del sufrimiento y la vía de la conciencia. Si estamos en un estado depresivo, estamos en la primera vía, que es un proceso lento.

Elegir una u otra es una de las decisiones existenciales más importantes que tomamos en nuestra vida. La vía de la conciencia implica trabajar con todas los diferentes dimensiones de nuestro ser, no es una labor fácil, se necesita coraje, pero da muchas satisfacciones y te ayuda a encontrar el sentido de tu vida, entonces has iniciado un proceso de crecimiento espiritual.
Elastic Tits