Entradas

La Oligoterapia como ayuda en pacientes intervenidas de cáncer de mama.

El cáncer de mama es la primera causa de enfermedad neoplásica en mujeres de 35 a 45 años con más de 16.000 casos anuales en España. Por regiones existe una cierta variabilidad, de manera que en Cataluña es donde presenta esta enfermedad una mayor incidencia.

Pero si el dato malo es su frecuencia, el dato bueno es el elevado índice de supervivencia que presentan estos tumores, especialmente cuando el diagnóstico es precoz, de manera que en España, el índice de supervivencia a los 5 años del diagnóstico es del 78%, lo que supone una cifra superior a la media europea.
Por estos dos motivos, (su frecuencia y el elevado índice de supervivencia), existe un importante número de mujeres que han sufrido un cáncer de mama que  se ha resuelto en la mayoría de los casos, gracias a la cirugía y al resto de tratamientos convencionales, pero que como consecuencia de la enfermedad y de los propios métodos terapéuticos, se han ocasionado una serie de molestias y secuelas que pueden disminuir la calidad de vida de las afectadas.

Algunas de estas situaciones pueden ser tratadas con Oligoterapia, bien de forma independiente o como tratamiento coadyuvante.

Veremos a continuación cuáles pueden ser estas situaciones y la pauta de oligoelementos a aplicar en cada caso:
Postoperatorio inmediato

Astenia postoperatoria:

A menudo, tras la intervención quirúrgica (este tratamiento es extrapolable a otras intervenciones), se produce una situación de cansancio y  falta de vitalidad que se ve aún más marcada cuando ha existido una perdida de sangre más o menos importante durante la operación. En este caso los oligoelementos a utilizar son:
Cobre-oro-plata: Por ser un estimulador de todas las funciones del organismo, tanto a nivel físico, como psíquico, como inmunitario.
Manganeso-cobre-cobalto: estimula la eritropoyesis y por tanto contribuye a la recuperación de los estados anémicos.

La pauta a utilizar puede ser la siguiente:
• Por la mañana en ayunas: 1 dosis de cobre-oro-plata
• A media mañana: 1 dosis de Manganeso-cobre-cobalto

La toma de oligoelementos debe hacerse siempre por vía sublingual y fuera de las comidas.
Mantener el tratamiento aproximadamente 1 mes y después evaluar según sintomatología y analítica de la paciente.
Infección de la herida:

Sin perjuicio del tratamiento específico que pueda requerir este problema, existe una asociación de oligoelementos que puede contribuir a mejorar esta situación:
Manganeso-Cobre: cuando se utiliza a nivel tópico, actúa como antiséptico y cicatrizante. La pauta a seguir en este caso es la siguiente:

• Aplicar 2-3 veces al día una gasa en la que se ha depositado el contenido de una ampolla de Mn-Cu en la zona a tratar. Mantener la gasa sobre la lesión hasta que el producto se haya absorbido totalmente (cuando la gasa se haya secado).
• En el caso de que la infección esté produciendo síntomas generales: fiebre, malestar…. Se puede  añadir 1  dosis diaria de Cu-Au-Ag por la mañana en ayunas como estimulante general del sistema inmunitario.
Complicaciones posteriores a la intervención

Linfedema:

La desestructuración de la circulación linfática tras la intervención quirúrgica, produce frecuentemente un linfedema que es una de las complicaciones más comunes de esta cirugía. Además de los tratamiento convencionales, incluyendo por supuesto las técnicas manuales de drenaje linfático, hay algunos oligoelementos que pueden ayudar a mejorar esta situación:
Potasio: moviliza el líquido acumulado en el espacio intersticial, por lo que disminuye la magnitud del edema. La pauta a utilizar es la siguiente:

• Potasio: 1 ampolla sublingual a diario, en cualquier momento, pero siempre fuera de las comidas.
• Si existe riesgo de infección se añadirá: Cobre-oro-plata: 1 dosis sublingual por la mañana en ayunas.
Tratamientos generales

Tratamiento antioxidante y estimulador del sistema inmunitario:

Aunque sea muy aventurado hablar de “las causas” de aparición de una enfermedad neoplásica, sí estaremos todos de acuerdo si decimos que en la aparición de todo tumor intervienen factores que tienen que ver con fallos en la integridad funcional del sistema inmunológico y con los  mecanismos de oxidación celular. Por este motivo, en los cuidados generales que deben hacerse a los pacientes que tienen riesgo de desarrollar este tipo de enfermedades o que ya lo han hecho, deben incluirse elementos que sean capaces de regular el sistema inmunitario (cobre-oro-plata, por ejemplo) y antioxidantes (selenio en este caso).
Por lo tanto, como pauta general para mejorar la respuesta del paciente a los procesos neoplásicos, podríamos utilizar la siguiente:

• Cobre-oro-plata: 1 dosis sublingual por la mañana en ayunas
• Selenio: 1 ampolla sublingual a media mañana

Es conveniente mantener este tratamiento de forma ininterrumpida durante 3 meses y después hacer períodos de tratamiento y descanso (por ejemplo 2 meses de tratamiento 2 de descanso, según estado general de la paciente)

Tratamiento emocional:

Es muy común que estas pacientes vivan con angustia la situación, tanto por la enfermedad actual, como por su futuro, como por los cambios físicos (mastectomía, linfedema) que sufren a menudo.
El apoyo psicológico en estos casos es fundamental e insustituible, pero sí puede apoyarse en algunos oligoelementos que actuarán positivamente en el estado emocional de la paciente:
Litio: este oligoelemento se emplea generalmente en casos de nerviosismo y trastornos psíquicos menores. Actúa controlando la excitabilidad exagerada del sistema nervioso. Por las pequeñas dosis en las que se emplea en Oligoterapia (dosis fisiológicas) está exento de efectos secundarios o de contraindicaciones y no requiere de controles de litemia.
Manganeso-Cobalto: esta asociación se utiliza en casos de  estados de ansiedad cronificada. Actúa como estabilizador del sistema nervioso a medio plazo, por lo que a menudo se  combina en los tratamientos con el litio para conseguir entre ambos efectos rápidos y duraderos.
La pauta a seguir con estos oligoelementos podría ser la siguiente:

• Por la mañana en ayunas: 1 ampolla sublingual de Manganeso-cobalto
• De 1 a 3  veces al día: 1 ampolla sublingual de litio, fuera de las comidas.

La duración de este tratamiento se adecuará a la presencia de síntomas en la paciente.
Elastic Tits