Perfil Bionutricional Abordaje Quantico

Es importante recordar la diferencia entre Alimentación y Nutrición, la primera es un acto consciente y voluntario, en el que nuestras motivaciones personales tienen una gran influencia. La Nutrición es un conjunto de procesos involuntarios, salvo la masticación, que se encargan de procesar y asimilar los nutrientes contenidos en los alimentos así como de eliminar los desechos derivados de la digestión.

 

La biología celular es la ciencia que estudia las células en cuanto a sus propiedades, estructura, funciones,orgánulos que contienen, su interacción con el ambiente y su ciclo vital.

 

La nutrición celular activa tiene que ver con las células, las pequeñas unidades indispensables para el buen funcionamiento de nuestro organismo. El cuerpo humano integra entre 10.000 y 20.000 millones de células, que se agrupan en órganos, asumiendo una función biológica concreta.

 

El funcionamiento de estas células se ve influenciado por la presencia de desechos metabólicos, toxinas o carencia de nutrientes esenciales como oligoelementos, vitaminas, ácidos grasos poliinsaturados, antioxidantes, aminoácidos, etc.

 

Estos factores pueden ser debidos a un entorno contaminado (humo de vehículos, fábricas, consumo de aditivos en nuestra alimentación, ambiente de trabajo – (pintores, mineros, construcción, industria química, etc.-), hábitos tóxicos (tabaco, alcohol, estrés crónico, alimentación desequilibrada, etc.), pero también a una mala asimilación de nutrientes.

 

A mediados del siglo XX la doctora Kousmine relacionó el patrón alimentario moderno, rico en grasas, proteínas cárnicas, azúcares y alimentos procesados, con muchos tipos de cáncer, trastornos cardiovasculares y enfermedades autoinmunes, a las que llamó “enfermedades de la civilización”.

 

En los últimos años han surgido ciencias especializadas en la comprensión del fenómeno alimentario. La Nutrición Ortomolecular (del griego orto = justo) defiende que las sociedades desarrolladas a pesar de estar sobrealimentadas están desnutridas. Y restablece los desequilibrios bioquímicos que preceden a las enfermedades clínicamente detectables.

 

Es importante recordar la diferencia entre Alimentación y Nutrición, la primera es un acto consciente y voluntario, en el que nuestras motivaciones personales tienen una gran influencia. La Nutrición es un conjunto de procesos involuntarios, salvo la masticación, que se encargan de procesar y asimilar los nutrientes contenidos en los alimentos así como de eliminar los desechos derivados de la digestión.

 

Por ello, no es lo mismo “comer” que “nutrirse” o “absorber ciertos nutrientes” pues con frecuencia se detectan personas que tienen un déficit de ciertos nutrientes a pesar de ingerirlos en la dieta o tomar suplementos, siendo muy cierta la frase: “no es lo que uno come, si no lo que absorbe”.

 

En estos casos la biorresonancia quantum-scio supone una herramienta de gran importancia pues permite detectar el terreno metabólico predominante del paciente y compensar sus tendencias. Además, aporta información sobre su posible déficit de vitaminas, minerales, desequilibrios hormonales, de aminoácidos o de ácidos grasos. También nos indica si el déficit es debido a la “pérdida del código” o alteración biofuncional, siendo improductivo para estos pacientes tomar los suplementos tradicionales, pues es necesario restaurar la vibración energética mediante terapia quántica, previa a la suplementación.

 

A modo de resumen existen siete terrenos bionutricionales con sus correspondientes tendencias, que se recogen en la siguiente tabla.

Terrenos metabólicos desequilibrados Tendencias
Carencial Alteraciones inmunitarias, infecciones frecuentes/ ORL

Alergias, asma, alteraciones piel, (erupciones, eczema, urticaria)

Alteraciones menstruales, sofocos en la menopausia, etc.

Hipoglucémico Sobrepeso, diabetes, obesidad

Dolores de cabeza, vértigos, astenia, cansancio repentino a las 11:00 h

Hiperemotividad, irritabilidad, nerviosismo, depresión, ansiedad

Síndrome premenstrual

Indigestión crónica

Ácido Desmineralización, caries, fragilidad musculotendinosa, dolores osteoarticulares, artrosis, osteoporosis

Irritación mucosas, cistitis, periodontitis

Anemia, fragilidad de uñas y cabello

Pusilanimidad, nerviosismo, fisionomía longilínea

Neurodistónico Fatiga crónica, anergia, altibajos emocionales, estrés, ansiedad, nerviosimo, palpitaciones, depresión, angustia

Trastornos del sueño y dificultades de relación

Obsesiones, miedos, fobias¸ cólera

Basocolítico Alteraciones del tránsito (estreñimiento, diarrea), colon irritable, insuficiencia digestiva o hepatobiliar, candidiasis crónica
Intoxicado Trastornos cardiovasculares, hipertensión, sobrecarga metabólica, hiperglucemia, diabetes, cefaleas

Exceso de colesterol, ácido úrico

Delgadez, caquexia, trastornos del humor y neuropsiquiátricos

Oxidado-degenerativo Envejecimiento prematuro, manchas cutáneas, arrugas, bolsas bajo los ojos

Trastornos neurodegenerativos, enfermedades autoinmunes, reumáticas, esclerosis, etc.

 

La Dieta Coherente es un estilo de vida compatible con el ser humano, que presta mucha atención a la interacción genes-nutrientes y a la influencia del medio ambiente. Tiene en cuenta el metabolismo celular y la influencia del espectro mental y emocional del individuo. Una nutrición celular activa se basa en restaurar el equilibrio del organismo mediante una depuración-desintoxicación del terreno bionutricional y una óptima nutrición basada en el aporte de los micronutrientes que previamente haya sido constatada su carencia.

 

REFERENCIAS:

§  López Viéitez A. Activa tu metabolismo con la Dieta Coherente. Ediciones Cydonia. 2011.

§  López Viéitez A. Dieta Coherente. Un Nuevo Yo en dos Semanas. Servicio Universidad. 2009.

§  Seignalet, J. La Alimentación la Tercera Medicina. Ed. Integral 2004.
Elastic Tits

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario